Bitácora de literatura: traducción de poesía, sátiras, poemas, fábulas, epístolas, epigramas, aforismos, crónicas, antologías...

miércoles, 9 de enero de 2013

Poemas de Jesús Lizano (Lizano de Berceo) (1931-2015).


Hace algunos días el escritor, Félix Francisco Martínez Rodríguez, me propuso dedicarle una entrada a un “poeta español, excluido de todas las antologías de la poesía española”: Jesús Lizano o Lizano de Berceo.

Yo le respondí que jamás lo había escuchado nombrar, y que por ello me interesaba conocerlo.

Félix se comprometió a realizar una selección, la cual aparece íntegra.








Lizano de Berceo, cuyo verdadero nombre es Jesús Lizano (1931). Nació y murió en Barcelona. De acuerdo con Wikipedia Lizano es:


licenciado en Filosofía, poeta y pensador libertario que defiende lo que el denomina “Misticismo Libertario”, la evolución desde el Mundo Real Salvaje donde se encuentran todos los animales excepto la especie humana, que ahora se encuentra estancada en el Mundo Real Político, en su camino hacía el Mundo Real Poético, la acracia. Publica periódicamente “la columna poética y el pozo político” en la revista libertaria Polémica editada en Barcelona.


La bitácora Todos los poetas de nuestros recitales ofrece la siguiente información:


Muy a pesar de la marginación a la que siempre se ha visto sometido por el “Poder Literario”, he aquí algunos testimonios sobre su obra.

Posiblemente, el colectivo Jesús Lizano sea el más grande poeta español de este siglo. (José A. González. El periódico).

Un poeta de los que lo son, un elegido, sencillamente... un aristócrata de la poesía. (Eugenio Bueno. La Voz de Ávila).

Lizano es la voz más vigorosa de la actual poesía en castellano. Ya va siendo hora de ocuparse como se debe, de tan extraordinario creador. (Ángel Carmona. La Vanguardia).

Jesús Lizano, “rara avis” en una realidad poética adocenada que confunde el rigor con el bostezo, es no sólo un gran poeta sino también uno de los pocos poetas que saben decir sus propios versos frente a tanto eminente profesorado universitario que a lo más que llega es a saber farfullar con exasperante torpeza lo que nadie pone en duda son magníficos poemas o no tan magníficos, confundiendo dos técnicas que nada tienen en común, la escritura y la comunicación verbal. Su poesía es depurada y vibrante y su forma de decir el verso te atrapa desde el mismo instante que su voz se hace presente. Un verdadero placer para la mente y el oído. Un gran histrión, un viejo juglar que a ninguno deja indiferente.

Para quien guste ahondar en la vida y obra del autor, lo remito a su página personal: Lizania.








La siguiente selección de poemas se realizó a partir de Lo Unitario y lo Diverso —edición firmada por primera vez como Lizano de Berceo. Editorial Lumen. Barcelona. 1990.






LIZANO DE BERCEO

No,
no he nacido en Barceo
pero yo soy barceo
de la orden de los barceos
de los poetas castellanos.
¡Todos estábamos
en los primeros versos!
¡En San Millán de la Cogolla!
¡En el camino de Santiago!
¡En Cameros!
¡Estábamos
en aquel vaso de buen vino
que bebía Gonzalo de Barceo!
El que bebemos los barceos:
Gerardo de Barceo,
Machado de Berceo,
Lizano de Barceo.

(De los 80)





LLEVO LOS BOLSILLOS LLENOS DE CAPITALES DE BARCO

Llevo los bolsillos llenos de capitanes de barco,
los ojos llenos de directores de orquesta,
miles de músicos y de marineros me salen por las orejas
y asoman por mi barba centenares de violines y de palos.

Abro las manos y saltan un sinfín de contramaestres,
miles de solistas aparecen cuando me quito zapatos.
Mezclados con mis lágrimas se suicidan cientos de grumetes,
en incalificable muelle se convierten mis labios.

Sarcásticos músicos se sientan en mis dientes,
vomito tripulación entre mis risas.
Qué estrangulación de arpistas por mis cuerdas
mientras las inconmensurable plaza de mi barriga se llena de sillas.

De oreja a oreja tienden sus ropas los navegantes,
piérdense los instrumentos por el sotobosque de mis pelos.
¡Uuuuuuuuu! ¡Uuuuuuuuu!, pitan las sirenas de mis sueños;
¡Chin!, ¡Chin!, cosquillean las flautas por mis partes.

Voy desprendido peces y notas por mis estalactíticas fosas nasales,
se atropellan en mi garganta las cajas, las barricas.
Tierras extrañas anuncian las gaviotas fugaces
y miles de palomas zapatean desde las orillas.

Me meto en la cama y sorprendo a miles de sirenas,
saco los brazos y me acribillan arcos afinadísimos.
Cierro, por fin, los ojos y se callan todos los músicos.
Lo último que oigo es el balancearse de las velas.

(De los 70) 





TODO VALE

Todo vale.
Que sí. Que todo vale.
Estoy harto de tanto sólo vale:
esto vale, esto no vale,
vale aquél, aquél  no vale…
¡Todo vale!
Lo sé, lo sé: éste es el mundo
del sólo vale:
siempre hay unos que deciden
lo que vale y lo que no vale.
Sólo es eso: siempre hay unos
que imponen
lo que vale para ellos.
Y lo otro, no vale.
Ellos:
¡los pontífices! ¡los honorables!
Pero todo vale. Todo vale.
También en este mundo
estamos los del todo vale.
No nos querrán. Para ellos
seremos los que no vale
pero así va ese mundo,
el mundo del sólo vale.
¡Aquí nos salvamos todos
o aquí no se salva nadie!
Que sí, lo sé: todo vale:
Todo vale, mamíferos:
¡todo vale!

(De los 80)





MAMIFEROS

A mis compañeros de CAN BARDINA
Yo veo mamíferos.
Mamíferos con nombres extrañísimos.
Han olvidado que son mamíferos
y se creen obispos, fontaneros,
lecheros, diputados. ¿Diputados?
Yo veo mamíferos.
Policías, médicos, conserjes,
profesores, sastres, cantautores.
¿Cantautores?
Yo veo mamíferos.
Alcaldes, camareros, oficinistas, aparejadores.
¡Aparejadores!
¡Cómo puede creerse aparejador un mamífero!
Miembros, sí, miembros, se creen miembros
del comité central, del colegio oficial de médicos.
Académicos, reyes, coroneles.
Yo veo mamíferos.
Actrices, putas, asistentas, secretarias,
directoras, lesbianas, puericultoras…
La verdad, yo veo mamíferos
Nadie ve mamíferos,
nadie, al parecer, recuerda que es mamífero.
¿Seré yo el último mamífero?
Demócratas, comunistas, ajedrecistas,
periodistas, soldados, campesinos.
Yo veo mamíferos.
Marqueses, ejecutivos, socios,
italianos, ingleses, catalanes.
¿Catalanes?
Yo veo mamíferos.
Cristianos, musulmanes, coptos,
inspectores, técnicos, benedictinos,
empresarios, cajeros, cosmonautas…
Yo veo mamíferos.

(De los 80)





LAS RATAS

Las ratas,
insidiosas, peludas,
voraces, ingratas,
innumerables, puntiagudas,
alucinantes, piratas,
escurridizas, zancudas,
por los rincones, por las escalinatas,
cataratas de ratas,
expectantes y mudas,
selva de dientes, de patas,
enormes, menudas,
mortificantes, peliagudas,
a saltos, a gatas,
agobiantes, cornudas,
lúgubres, insensatas…
Las ratas:
¡las dudas!

(De los 80)





EL UNIVERSO ES TORPE COMO UN OSO

El universo es torpe como un oso,
baila abrumado por su enorme peso,
lame su soledad, eterno hueso,
perro para sus pulgas poderoso.

Pulpo resbaladizo y aceitoso,
viejo avaro de todo su proceso,
sabe a fruta podrida y huele a preso,
rumia torre, abre puente, cava foso.

Alfarache del páramo infinito,
mucha hartura y más hambre hay en su marcha,
poco tiempo a contar y menos suerte.

Mucho silencio para tanto frito
y poco fuego para tanta escarcha,
bien poco vida para tanta muerte.

(De los 70)





BOLA

¡Goya pasa el escarabajo a Kafka
que pasa el rinoceronte a Ionesco,
Ionesco los trópicos a Miller
que pasa las meninas a Picasso,
Picasso el Godot a Beckett
que pasa la náusea a Sartre
y Sartre el Ubú a Jarry
que pasa el anarquista a Artaud
y Artaud la peste a Camus
y Camus el gato a Schönberg
que pasa la angustia a Kierkegaard
y Kierkegaard el robo a Proudhon
que pasa la sodoma a Sade
y Sade el pájaro a Miró
y Miró la carcajada a Weiss
y Weiss la tragedia a Nietzsche
que pasa el anillo a Wagner
y Wagner el desastre a Goya
y Goya el escarabajo a Kafka!

(De los 70)





HOMENAJE A QUEVEDO

No he de callar por más que con el dedo
-¡ese dedo que apunta y acongoja
y que me tienta y hurga! ¡ah, carne floja!-
me atenacen la voz como a Quevedo.
       
Nadie como él nos descifró el enredo:
que la vida era ciega, sorda y coja
y que otra voz del sueño nos arroja:
la voz del culo que llamamos pedo.

¡Ah, chupado, roedor, prensil, taimado,
oler humano, olfatear divino
-érase un hombre a una nariz pegado…-

que dijiste del hombre peregrino
polvo serás mas polvo enamorado
por salvar de la nada su camino.

(De los 80)





A LA MIERDA
A mi compañeros de los Ateneos Libertarios
de Barcelona

Mierda, yo te saludo complacido
cuando sales patética y caliente
luego de abandonar en el crujiente
y alimentado cuerpo tu sentido.

Nada, sin tu calor, se ve nacido
ni sin verse en tu espejo es inocente,
mierda, pues nuestro fin es tu presente,
desecho no, sino vivir cumplido.

Es tu fermento el que transforma en huerta
un universo lleno de intestinos,
danza de lo cocido y de lo crudo,

porque sin ti la tierra es tierra muerta,
solos y muertos todos los caminos.
¡Mierda, madre común, yo te saludo!

(De los 70)





¡VIVA ANTONIN ARTAUD!

¡Viva Antonin Artaud! ¡Viva Ionesco!
¡Vivan géneros, números y casos,
tzaras, ubúes, kafkas y picasos
y todo mi hilarante parentesco!

¡Al aire, al aire, todo lo grotesco!
¡Descoyuntemos todos los payasos!
! De los culos la mierda va a los vasos!
¡Bebed! ¡Bebed el elixir faustesco!

¡Vivan los ardorosos animales
ahora piedra, sepulcrales losas
del castillo dracúleo y kafkiano!

¡Estos felinos fueron minerales!
¡Viva la peste que echarán las rosas!
¡Voy a morir! ¡Viva Jesús Lizano!

(De los 70)





SOY ANIMAL, DAVID, Y ASÍ HE VIVIDO

Soy animal, David, y así he vivido
la libertad de la naturaleza,
la ternura he cumplido y la fiereza,
hombre, si es que existió, no sometido.

Padre animal, David, para ti he sido,
animal de los pies a la cabeza,
cría mía, añoranza de pureza,
rescatado en tu luz el sol perdido.

Cuidaba yo la creación humana
y tú el espejo de los sueños eras,
nido mi soledad de la alegría.

Pero comienza tu animal mañana:
¡remonta el vuelo hacia las primaveras!
¡Adiós, David, desde mi poesía!

(De los 70)





LAS PERSONAS CURVAS

Mi madre decía: A mí me gustan
las personas rectas.

A mí me gustan las personas curvas,
las ideas curvas,
los caminos curvos,
porque el mundo es curvo
y la tierra es curva
y el movimiento es curvo;
y me gustan las curvas
y los pechos curvos
y los culos curvos,
los sentimientos curvos;
la ebriedad es curva;
las palabras curvas;
el amor es curvo,
¡el vientre es curvo!,
lo diverso es curvo.
A mí me gustan los mundos curvos;
el mar es curvo,
la risa es curva,
la alegría es curva,
el dolor es curvo;
las uvas: curvas;
las naranjas: curvas;
los labios: curvos;
y los sueños: curvos;
los paraísos, curvos
(no hay otros paraísos);
¡a mí me gusta la anarquía curva!;
el día es curvo
y la noche es curva;
¡la aventura es curva!
Y no me gustan las personas rectas,
el mundo recto,
las ideas rectas,
las manos rectas;
a mí me gustan las manos curvas,
los poemas curvos,
las horas curvas:
¡contemplar es curvo!
(en las que puedes contemplar las curvas
y conocer la tierra);
los instrumentos curvos,
no los cuchillos, no las leyes:
no me gustan las leyes porque son rectas,
no me gustan las cosas rectas;
los suspiros: curvos;
los besos: curvos;
lascaricias: curvas.
El pan es curvo
y la metralla recta.
no me gustan las cosas rectas
ni la líneas rectas:
se pierden
todas las líneas rectas;
no me gusta la muerte porque es recta,
es la cosa más recta, lo escondido
detrás de las cosas rectas;
ni los maestros rectos
ni la maestras rectas:
a mí me gustan los maestros curvos,
las maestras curvas;
y los dioses curvos,
¡libérennos los dioses curvos de los dioses rectos!
El baño es curvo,
la verdad es curva,
yo no resisto las verdades rectas;
vivir es curvo,
la poesía es curva,
el corazón es curvo.
A mí me gustan las personas curvas
y huyo, es la peste, de las personas rectas.

(De los 80)





CANCIÓN DE POPOCATEPELT

Iré
al popocatepelt,
al popo catepelt,
al po
pocatepelt.
Este mundo dejaré,
este mun, este ser,
de,
y al cratér llegaré,
al cratér,
del popó
catepelt,
catepelt.
Seré
una llama tan so
vuelta al fue,
vuelta al po,
popocá,
catepelt.
Soy un ar
que ya de,
debe arder,
que ya dio
dio sus fru
entre ser
y no ser.
¡El popocatepelt!
¡El popocatepelt!
Me lanzaré,
lanzaré
al popó
catepelt,
me moripoporé,
me poporé.
Sobre la sel
y los desier
se oirá
oiirá
la vie la vie
canción del po
pocatepelt,
del po
pocatepelt,
del po
pocatepelt.

(De los 80)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada